Una verdadera Revolución

El 4 de febrero una parte de nuestro país celebró un golpe de Estado que atentó con la democracia de los años '90, que con todos sus errores y aciertos, sus programas exitosos y sus políticas desacertadas, sus líderes y detractores, fue el gobierno que eligió la mayoría de los venezolanos en aquel entonces. Celebraron un delito que 22 años después aún se sienten orgullosos de haber cometido. Bajo la premisa que el país reclamaba cambios, un mejor gobierno, y fuerza en la calle, apostaron por el uso de las armas antes de superar dificultades por la vía democrática. Las armas sobre el poder del ciudadano.

Víctimas del sistema

Los venezolanos hemos estado viviendo, y a veces sobreviviendo, en medio de políticas erradas, errores que cuestan vidas y el futuro de un país, oportunidades perdidas, discursos cargados de mensajes que profundizan la crisis, y un largo etcétera que ya lleva más de quince años.

Gobierno de ruidos y propaganda

Aunque 2014 no es un año electoral, el gobierno lo asume como tal. Siempre superponen la popularidad al buen gobierno, siempre colocan cualquier frase en un tweet (porque ya ni el trabajo de declarar o dar entrevistas se toman) y hacen creer a la opinión pública que están tomando acciones, cuando los hechos demuestran lo contrario.

Actuación y realidad

Los rostros famosos nos recuerdan o enseñan la realidad. Lo normal es que lo hagan con sus interpretaciones y es por eso que vemos películas, series, documentales o programas de tv que son capaces de hacernos sentir, en carne propia, lo que la trama nos quiere transmitir. Pero hoy ha sido la pérdida de la vida de uno de los rostros más famosos y queridos del país, la que nos recuerdan que en solo un año han caído 25 mil personas en manos del hampa. No me atrevo a ponerle el apelativo de "común" porque nos resistimos a creer que es parte de la normalidad. No es común ni estamos condenados a vivir así.

Inflación desmaquillada

La última noticia con la que despedimos el año 2013 nos obliga a dedicar las líneas de hoy a este fenómeno: ¡la inflación también ha pasado a engrosar la larga lista de sometidos a intervenciones estéticas en Venezuela!

Los neoliberales más socialistas

Hace días el ministro de Propaganda y Censura (cuyo nombre formal es ministro de Comunicación e Información) se mostraba bastante molesto e incómodo en una entrevista sostenida en una cadena internacional de noticias cuando le preguntaron quiénes asesoraban al presidente Maduro en materia comunicacional. Siempre hemos sabido que la transparencia no es un valor que podamos otorgarle a este gobierno. Todo lo contrario, les encanta el misterio.